Alvear 101 Tel. 02241 431324 cp 7130 CUIT: 33-62415338-9

NOVEDADES
DESTACADAS
FERRANTE CUENTA SOBRE LA RIFA DE LA CAMARA DE COMERCIO
ENTREVISTA RADIAL A DARIO LEGUIZAMON VICEPRESIDENTE DE LA CAMARA DE COMERCIO
UNA HISTORIA DE CINCUENTA AÑOS
Cuando una institución arriba al medio siglo de existencia y quienes hoy la integran repasan e! tiempo transcurrido, los hombres que por allí pasaron, sus desvelos en cada momento, sus luchas de cada tiempo, sus esfuerzos y su dedicación, no pueden sino sentirse depositarios del testimonio en la posta de la vida de esa entidad,
Cuando esa entidad, además, nació para defender intereses del conjunto antes que situaciones particulares, quienes aportaron lo suyo a lo largo de su existencia, han brindado a través de la institución de la cual se trata, tiempo de su tiempo y esfuerzo de su esfuerzo para dedicarlo a una empresa común, Inspirados quizá en aquello de que la unión hace la fuerza, pero creyendo a la vez en que las acciones en pro del bien común y el bienestar general se nutren tanto como de eso, del todos para uno y uno para todos que constituye piedra fundamental de la participación desinteresada y solidaria para el crecimiento de la comunidad a la cual se sirve.
Así, a lo largo de la historia de un pueblo, nacen instituciones de todo tipo y signo, con puntuales aspiraciones diferentes, pero una aspiración que es mayor, y motoriza voluntades y vocaciones,
Unos, en la vida de los pueblos, abren surcos sobre los cuales otros dejan caer semillas. Cuando germinan, cuando prende la planta y ai robustecerse con los años da el fruto y ese fruto es para el bien de todos, es porque ha sabido crecer y gozar de buena salud.
Aquella idea de los años cuarenta, tomada a la vez de vanos intentos de diez años antes, es esta Cámara de Comercio e Industria de Chascomús, que hoy cumple cincuenta años.
De su obra y su acción, se dirá que es mucha o poca, buena o mala, según sea ia apreciación subjetiva de quien .elabore un juicio al respecto.
Pero una institución no nace, crece, se desarrolla y muestra su lozanía a los cincuenta años si no se trata de una buena semilla dejada en un buen surco, alimentada de continuo por quienes además de su condición de comerciantes o industriales, han decidido sumarse a la cruzada del progreso, de! bien común; no habría medio siglo de vida fecunda sin vocación de servicio.
Pero no habría, tampoco, un futuro rico en posibilidades, si a la hora de la celebración, que es grata al espíritu e invita al desafío del porvenir, no se mira atrás, no se recuerda el origen, agradeciendo otros esfuerzos y encontrando en el impulso que tuvieron quienes dieron los primeros pasos, un espejo en el cual encontrar las fuerzas, las ideas, la decisión que ha de hacer falta, siempre, para construir un mañana mejor.
En una síntesis que es breve, pero que invita a asumir los desafíos del futuro, pasemos revista a aquel origen. El día que naciera el "Centro de Comercio'', sus vísperas, el día después.
Repasando a la vez como eran esos días. En esta nuestra tierra, en el país, en el mundo,
Allá guerra, aquí inundación, Y en Chascomús, a pesar de ello, la decisión inquebrantable de empezar a escribir una historia. Una historia que hoy cumple cincuenta años.

LA FUNDACION Y LAS VISPERAS

"Mañana a las 22 horas en los salones del Club de Pelota decía la información periodística  se realizará la reunión de comerciantes, industriales y propietarios a que ha invitado en términos generales un grupo de ellos, para conversar sobre la constitución y organización de un centro o asociación representativa."
A todo lo ancho de su página seis, el de-cano de los diarios locales anunciaba, el 12 de
Julio, que "la información que se ha proporcionado hasta ahora indica que la misma será un éxito, dado el número y el prestigio de las firmas adheridas, entre las cuales figuran las más caracterizadas de nuestro medio."
Era el día antes, Los comentarios periodísticos abrían el surco en el cual, veinticuatro horas después, comerciantes del lugar habrían de poner una semilla que a poco germinaría para ser el punto de partida de una historia fecunda que, más allá de los altibajos de toda empresa humana, escribiría páginas significativas de la vida institucional de su pueblo.
Era Chascomús. Y era el 12 de julio de 1940.
Por esos días, el caudal de las aguas de! río Salado aumentaba peligrosamente, favoreciendo la creciente la continuidad de las lluvias que se registraban en la zona de influencia. Los súbditos franceses avisaban que "de acuerdo a una disposición general, la colectividad francesa de Chascomús, que acostumbraba festejar la fecha patria con un reparto de víveres" no lo practicaría ese 14 de julio. Es que el mundo seguía convulsionado: Alemania, Italia y Hungría habían convenido una Liga para defensa de los intereses balcánicos, la aviación alemana seguía activa, las reales Fuerzas Aéreas de Inglaterra se adjudicaban un triunfo ante la aviación alemana, los italianos volvían a atacar Malta.
Los Diputados de la Nación, por entonces, trataban la obligatoriedad de la vacunación antidiftérica, y en otro orden, se autorizaba la realización de obras en el Riachuelo.
Más cerca de nuestra tierra, se hablaba de un posible desvío del camino pavimentado a Mar del Plata, para eludir el paso por la planta urbana de Lezama.
"Los iniciadores del movimiento opinan -y en ese sentido reúnen las voluntades de todos que la constitución de un centro comercial e industrial será altamente beneficioso para los intereses comunes del gremio, especialmente en Chascomús, por la importancia alcanzada por éste". Así seguía la crónica periodística que anunciaba la reunión de comerciantes y augurando el éxito de la misma.
Por aquellos días -vale recordarlo- una empresa tabacalera regalaba 43 automóviles Chevrolet de lujo entre los fumadores de "43" y América, mientras que Sastrería Ramos ofrecía trajes terminados, a medida, por solo sesenta pesos.
Era Chascomús, su zona, el país y el mundo. Era 1940 y era la voluntad de los comerciantes e industriales lugareños aprestándose a apostar al futuro. Era el 12 de julio de 1940. El día antes.


AQUELLA TARCEDITA DEL COMIENZO...


Recuerdo como hoy aquella brumosa tardecita de julio de 1940, cuando me invitó Edgardo Bigi, el fiambrero de la antigua esquina Crámer y Mitre, a participar de una reunión de los comerciantes de Chascomús, Iban a fundar un "Gremio". Yo ¿comerciante?. . . Me sentía más refugiado en esta bella rinconada entre lagunas y campo, alejado de los cañonazos de Europa y la convulsión de masas sociales en una gran urbe. Allí había cerrado mi librería de literatura importada, olvidando los libros y haciéndome improvisado barman para un turismo soñado, en esta Costanera con historia del antaño y los flamantes parques. . . Yo, principiante entre los "Grandes" de mi nuevo hábitat: Alfonso Pérez de la Casa Rodríguez, Ramos Generales. José Bonito en la Tienda Blanco y Negro. Los hermanos Sommi con el Taller de Ford. Los Palacios de la Reina que me fiaban el pan diario. Milcíades Gutiérrez, el bien surtido almacenero. Los Plorutti con el Bazar en una esquina céntrica. . . Pero Bigi insistía, y junté mi coraje. . . Entre muchos fui a la reunión inaugural, en la "Sala de Armas" del Club de Pelota, a la sombra de una centenaria casona y el tañir cercano del campanario de la Iglesia... Confundido me encontraba entre tantos nuevos convecinos, aún desconocidos la mayor parte, caras con barbas y arrugas, con bigotes y gorras vascas, viejos y jóvenes, serios y jocosos. Algunos en delantal o mameluco de mecánico, charlando como en familia, tomando un furtivo cafecito, fumando tabaco negro, riéndose de un chiste. . . Después empezó a hablar un severo señor, entre otros severos, sentados alrededor de una gran mesa fie roble. Empezó el acontecimiento, y aunque no entendí todo, capté el sentido: que la unión hace la fuerza y "Todos unidos vamos a ganar". . . ¿Ganar? pensaba, suena a guerra, sonriente y siempre optimista como era su carácter, también dijo el gringo rubio y delgado, a quien nadie conocía, su "Conforme". Se pasó una lista con nombres y firmas, y parece que también yo firmé aunque no sabían
mi nombre y apellido. . . Bien, nuestro "Centro" estaba formado y siguió andando sobre el escabroso camino de este conflictivo Siglo XX, el que también a estos lares pampeanos trajo con el asfalto, la calculadora electrónica y la conmutación, bastantes rompecabezas. . .
Diez años después de aquella Sala de Armas y muebles de roble oscuro, me encontré incluido en la Comisión Directiva, bregando entre otros proyectos en la vetusta casa Mitre Nro. 13, por la creación de un Cuerpo de Bomberos. Voz parlante era el autor del libro "Las Milicias del Fuego", don Pancho Romay, pero sus brazos éramos "los del Centro", Ricardo Sommi, José Bonito, Raúl S. Alfonsín (p) y otros más. Fracasamos, pero la llama quedó ardiente.
Un par de años más, y ya en otro escritorio "de paso", calle Quintana, esquina Lastra, Néstor Méndez lanza una Rifa y encara audaz-mente la compra de una soberbia esquina, don-de se halla hoy, y con pinta moderna, la sede del Centro, rebautizado "Cámara de Comercio e Industria".
Su siempre dinámico Presidente Dino Manolitsis me ha solicitado, como co-fundador, un ramillete para estas Bodas de Ora. Aunque el bien ordenado "Secretario Rentado", Héctor Francese, hoy fallecido, no pudo encontrar mi nombre entre tantos garabatos de aquella hoja del comienzo, doy estos someros reflejos de mi "leal saber y entender". Mi memoria quedó intacta, pese a la cabellera gris que lleva hoy aquel lejano rubio "alemán Del Lago", jubilado como hotelero y socio honorario de otra fundación gremialista, la "Bar-Ho-Pe", activa rama del "Centro".
Levantemos pues la copa aniversario para brindar por la herencia de generaciones en estos múltiples quehaceres de una Comunidad, de la cual todos los hombres de buena fe participan cada cual a su manera.
I Salud por los presentes y los del mañana, por otros 50 años más!.
Afectuosamente
JUAN LUZIAN
13 de julio de 1940


EL DIA QUE NACIO UNA ESPERANZA


El 13 de julio de 1940 fue sábado. Los uruguayos acababan de aprobar la ley del Servicio Militar Obligatorio. Se confirmaba que algunos estudios para modificar la traza de la Ruta en Lezama se habían llevado a cabo por parte de técnicos de Vialidad de la Provincia y de la Nación. ¿Qué preocupaba a los chascomunenses?: "Que la ciudad se halla alarmada por el grado de difusión de los casos de raterías y por el carácter de algunos de ellos. . . lo que demuestra un aumento del índice de peligrosidad, no es misterio para nadie y más bien se trata de una sensación general," decía El Argentino de ese día para afirmar luego que "igualmente no lo ignora la policía local, que atribuyendo lo sucedido a la falta de trabajo dispuso la adopción de medidas de vigilancia dentro de lo compatible con sus posibilidades." "Desde luego que no es de esperar muchos resultados positivos, decía, pues por mayor que sea el empeño, la falta de personal impedirá ejercer la vigilancia que Chascomús precisa".
Ese día jugarían en la cancha de Sportivo, las segundas divisiones de Alumni y Tiro Federal. Al día siguiente lo harían las primeras de Atlético y Alumni. La Municipalidad informaba haber recaudado el día anterior ciento catorce pesos y cuarenta centavos, mientras que para contar con Cien dólares había que contar con cuatrocientos setenta pesos.
Mientras tanto, la prensa local anticipaba el éxito de la reunión que habría de tener lu-gar esa noche en el Club de Pelota. "Ventajas de distinto orden -decían desde algún título- puede lograr el comercio y la Industria local si se concretan los propósitos dados a conocer". El Cine Teatro Chascomús anunciaba "Fugitiva de a bordo" con Shirley Ross, "Sarita Salero", un dibujo animado, "Cazadores ratísti- 'cob", otro dibujo y "Paraíso Robado" con Lewis Stone.
Le cena previa
El sábado 13 de julio de 1940 tuvo lugar la anunciada reunión. Previo a ella, en el mismo Club de Pelota en cuya sede tuvo lugar el encuentro, fue servida una cena a la que, según el testimonio de los reporteros, asistieron Jesús Vallina, Alfonso Pérez, Jesús Maquieira, José Cénaves, Edgardo Bigi, Juan A. Garbari- ni, Víctor Martínez, Dositeo Rivas, Aurelio Palacios, Andrés García, José B. González, Sixto Artázcoz, Luis Machado, Leonardo Ferreti, Gerónimo Pertusi. Jacobo Haye, José Bonavita, José Montero, José Sauio, Olindo Spi- nelli, Angel P. Tasca, José Odriozzola, Luis Tasca, José Burrueta, Paulino Calderón, Fermín Castro, Miguel F. Haye, Máximo Buriñigo, Alfredo Iglesias, Antonio Scatarella, Arnaldo Foschi, Juan C. Wallace, Juan V. Vila, Felipe Espinosa, Jorge Unsworth, Vicente Elias, Néstor Urrutia, Rubén Sommi, Ignacio P. Arreche, Jorge Moliné, Eneas Gárriz, Juan Aubía, Bonifacio Guerra, Neil y Norberto Auld, Juan A. Plou y Laureano Echavarría.
Ese día, con la asistencia de una nutrida concurrencia se efectuó la reunión convocada para tratar la constitución .de un centro representativo. En principio se aceptó la idea, designándose una comisión provisoria encargada de la organización y redacción de estatutos, bajo la presidencia del señor Alfonso Pérez e integrada por los señores José A. Odioseóla Leonardo Ferretti, Juan A. Garbarini, Paulino Calderón, Edgardo Bigi, José R. Saulo y un re- ' presentante de las farmacias que aquél día no fue designado.


LOS FUNDADORES


Esta lista fue copiada del acta original en el orden que fue escrita, el mismo día 13 de julio de 1940 y constan los 50 fundadores de la Cámara de Comercio e Industria.
José Cánaves Edgardo J. Bigi Juan B. Villa S. Leonardo Ferreti Alfonso Pérez Felipe Espinosa Vicente Elias Saenz Jesús Maquieira Rubén Sommi Néstor Urrutia Arnaldo Foschi Ignacio P. Arreche Luis T. Tasca Miguel F. Haye José A. Odriozola Andrés García Rafael Artazcoz Angel P. Tasca Eneas Garriz Juan Aubía José J. Montero Dositeo Rivas Bonifacio Guerra Víctor Martínez Angel Scatarella Paulino Calderón Jacobo Haye R. Olindo Spinelli
José N. Berrueta Luis E. Machado N. Enrique Auld Máximo L. Buriñigo (h)
Neil H. Auld
Juan A. Garbarini
José González
Jesús Vallina
Aurelio Palacio
Juan A. Plou
Jorge F. Unsworth
Laureano Zallo Echavarría
José Bonavita
Alfredo Iglesias
Fermín Castro
José R. Saulo
Jorge Moliné
Isidoro Constanzo
José Domínguez
Gerónimo J. Pertusi
Luis S. Cerimele
Juan Luzian
Presidente Provisorio: Alfonso Pérez Primer Gerente: Juan Carlos Wallace 3 meses después Elección Primera Comisión Directiva, con sus Estatutos redactados - Presidente: Alfonso Pérez,

MENSAJE DE UN EX PRESIDENTE
 
Antes de que me cupiera el honor de acceder a la presidencia del Centro Comercial e Industrial, integré la comisión directiva acompañando al Sr. Enrique Vanzato. En esa oportunidad la C.D. me designó para que representara a nuestra entidad ante la Federación Económica de la Pcia. de Bs. As. (FEBA), cargo de director titular con el que fui elegido en el año 1973. Trabajé en compañía del Ing. Villareal y el Sr. Osvaldo Cornide, siendo uno de los temas centrales la obtención de la Obra Social para los empresarios de la Pcia. de Bs. As. juntamente a los del orden impositivo y política económica.
Lamentablemente ocupé la presidencia del Centro muy poco tiempo ejerciendo con amplitud las facultades gremiales, ya que en el año 1976, con el rompimiento del orden constitucional, fueron suspendidos por el Gobierno de facto las actividades gremiales, tanto empresarias como laborales, manteniendo la entidad su gestión administrativa.
Se le otorgó amplia participación al sector industrial en la conducción del Centro, asociándose la casi totalidad de las industrias de Chascomús.
Se realizaron convenios por primera vez con una Obra Social, en este caso OSDE, que brindó eficientemente el servicio a los comerciantes. En lo que hace al ordenamiento administrativo, regularizamos los contratos de alquiler de los locales propiedad de la entidad que estaban desactualizados desde hacía varios años.
Logramos la escrituración de todas las propiedades del Centro, que por distintos mo-tivos estaban en una situación irregular.
Obtuvimos la designación de ente recaudador de sellos de contratos agropecuarios, gestión iniciada por el Sr. Vanzato en su presidencia. Con respecto a este tema la sociedad debió soportar un largo juicio promovido por la Pcia. de Buenos Aires por diferencias en los cálculos de sellos, a raíz de modificaciones en su implementación que no habían sido comunicadas fehacientemente a la entidad. Este juicio fue ganado por el Centro en segunda instancia en el Tribunal Fiscal.
No obstante, la gestión administrativa que la entidad debió de mantener en los años del llamado proceso militar, el Centro mantuvo una actitud de lucha en defensa del comercio y la industria ante el avance de la política aperturista y monetarista, implantada por la gestión del Dr. Martínez de Hoz.
Junio de 1990.
RODOLFO H. SALA


Una cervecería

Enero de 1939. La laguna y su ribera era todavía tierra a conquistar. Sin embargo en la manzana de Dolores, Sarmiento, Ríoja y Corrientes, una Cervecería Alemana, el City Bar, se convertía a partir de entonces en lugar de encuentro.
La primera pulpería
Hacía pocos meses todavía que Pedro Nicolás Escribano había fundado el Fuerte de San Juan Bautista, el que daría origen a nuestra pujante ciudad, cuando un cuñado del fundador, Fermín Rodríguez, estableció la primer pulpería, piedra fundamental en suma, de la actividad comercial en el pago chico.


El primer teléfono

A un comercio, la hoy inexistente Tienda La Estrella, ubicada en la esquina de Crámer y Moreno, fue concedido el primer servicio de teléfono en Chascomús.
A propósito de las Farmacias
Cuando se constituyó el Centro de Comerciantes, en la primera comisión se reservó un sitio a un representante de las Farmacias.
A propósito de ellas, los memoriosos recuerdan a la Farmacia Plou y la Farmacia Serra entre las más antiguas entonces y hoy inexistentes, siendo la Farmacia Alfonsín la de más años entre las que permanecen prestando su servicio, aunque sus dueños de hoy no sean los del origen. En cambio, la Farmacia Pasteur nacida en 1934, es la que desde hace más años permanece en manos de sus primeros propietarios, hoy por cierto a cargo de sus sucesores.

Cuando Chascomús tuvo "su" Banco

Era el Banco Chascomús. Porque Chascomús tuvo su Banco. Estaba ubicado en Libres del Sur y Bolívar y fue fundado en 1914.
En su época, el Banco Chascomús contaba con corresponsales en Lezama, Castelli y Pila. Luego fue vendido al Banco Italia y su primer Directorio estuvo, conformado por Félix Pierri como Presidente, Telésforo Mardones como vi- ce presidente, siendo secretario José D. De Lizundia y vocales Ricardo Newton, Carlos T. Saráchaga, Antonio M. Odriozola, Guillermo Mac Innes, José M. Rodríguez y, como síndico titular Domingo Arrarás. El síndico suplente fue José De Gregori.
A lo largo del tiempo y ello no es novedad por cierto Chascomús ha crecido, dejando atrás la siesta provinciana que hoy sólo es para algunos y en contadas oportunidades. Ese crecimiento ha tenido pilares que han motorizado su desarrollo.
Se cuentan entre ellos, capaces de contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de su población, los aportes provenientes de los diversos sectores que hacen a la economía de cualquier lugar, también del nuestro  y no son ajenos a esa evolución y desarrollo las actividades generadas en el campo y la ciudad, en la industria y el comercio.
Ellos y la Banca, deben colocarse sin duda entre los elementos que, juntos, han hecho posible un crecimiento que, más allá de las contingencias que hacen a las empresas humanas, puede considerarse sostenido.
De aquella reunión
Una vez formalizada aquella primera reunión, se designó a Alfonso Pérez como presidente provisorio. La siguiente reunión fue realizada siete días después, oportunidad en la que se había designado secretario al Ingeniero Juan A. Garbarini y se dieron a la tarea de confeccionar los estatutos y tomando como base los del Centro Comercial de Avellaneda y las inquietudes de algunos vecinos que habían intentado formarlo en 1930 sin llegar a concretarlo así lo hicieron.
Acto seguido -señalan las actas- fue nombrado el señor Juan Carlos Wallace, primer empleado y a la reunión subsiguiente propusieron una conscripción de socios, pues los fondos son siempre imprescindibles, y se dedicaron a! estudio del Estatuto y a los cargos de la Comisión Directiva.
Así, con muchas iniciativas, llegamos a la primer Asamblea, la que habría de tener lugar el 25 de setiembre de 1940.


El estatuto

Al repasar lo actuado, surge como de interés el resaltar lo que el Estatuto dice en su artículo segundo . . /'Fomentar el espíritu de solidaridad entre todos los miembros del Comercio e Industria en todos sus ramos. . siendo muy rico en expresiones como esa demostrando alto grado de espiritualidad y el buen deseo de brindarse a los demás; hasta hay un artículo en el cual se ofrecen a ser amigables componedores cuando algún comerciante así lo requiera. Veinte hojas del gran libro de actas están ocupadas por los sesenta y dos artículos que lo integran.
Sigue la historia
El transcurrir del tiempo y la lectura de las jugosas actas de reunión dicen del entusiasmo que siguió animando a los fundadores y a quienes a ellos se sumaban para lograr que el Centro siguiera el camino que se propusieron los iniciadores.
A partir de enero de 1941, el Centro comienza a funcionar en Arenales 10 y en octubre del mismo año se mudó el Centro a Mitre 21 trasladándose luego a una casa de la calle Julián Quintana, casi Lastra.
Hacia 1948 integraban la comisión directiva Ricardo Sommi, Jacobo Haye, Alberto Bellingerí, Luis Tasca, Paulino Calderón, Delfor Gárríz, Héctor Arrarás, Miguel Angel Saúl o, José Bonito y Alcides Elizalde. Precisamente Sommi pone en posesión de su cargo a la nueva comisión el 28 de diciembre de ese año la que será presidida por José Bonito, siendo Vice presidente Serafín Raúl Alfonsí, secretario Alcides Elizalde, pro secretario Héctor Arrarás, Tesorero Delfor Gárriz, pro tesorero Ricardo Sommi y vocales Paulino Calderón, Alberto BelIingerí, Miguel Saulo, Luis Tasca/ Jacobo Haye y Amadeo Gerbsa.
Se van produciendo modificaciones en su constitución, siempre bajo la presidencia de Bonito hasta febrero del cincuenta y tres, cuando asume Alcides Elizalde.
Casi un volver a empezar allá por el año 1956
En este ir y volver por el tiempo nos detenemos en 1956. El 8 de febrero de ese año -reunidos en Mitre 21- en ausencia con aviso del que sería presidente saliente, Alcides Elizalde Eneas Gárriz informa sobre el desenvolvimiento financiero de la entidad que es por demás difícil y agrega que los anteriores integrantes han querido retirarse todos y "brindar la oportunidad a gente nueva pues las entidades necesitan de esa renovación que las vivifica y fortalece". Dice además que "solamente y con el carácter de verdadero asesor dado que es miembro del Centro desde sus primeras horas en la nómina elegida fue reelecto el señor Tasca.

La Comisión

La que sigue es la Comisión que queda entonces conformada: Presidente, Rubén Sommi; Vice Presidente, Juan C. Bilbao; Secretario, Antonio Bonito; Pro Secretario, Domingo W.
Sala; Tesorero, Juan Pertusi; Pro tesorero, Emilio Seillant; Vocales: Hugo Coni, Néstor Méndez, Miguel F. Haye, Eneas Gárriz, Luis Tasca, Ernesto Alfonsín. Se incorpora por entonces el señor Héctor Francese, a la administración.

Cambio de guardia
En octubre de 1958 se oficializa una lista de candidatos para continuación del quehacer, recayendo la elección como presidente en el señor Néstor Méndez a quien secunda como titulares los señores Héctor Hernández, Luis Tasca, Pedro Canggianelli, Julio Rodríguez y Antonio Granados por dos años, Carlos Cerimele y Pedro Roldán por uno y Horacio San- ti, Ricardo Sfoggia y Néstor Enjaldrán como revisores de cuentas integrando el tribunal arbitral José Bonito, Raúl Alfonsín, Leonardo Ferreti, Ismael Bosatta y Alberto Greco.
Fue por entonces que comenzó a barajarse la posibilidad de contar con una sede más amplia y, si fuera posible, propia. En ese intento se contó con la invalorable proyección del señor Néstor Méndez y de aquel tiempo llega el recuerdo en la narración de Rubén Gil, que acompañó aquella iniciativa.
El Centro tenía por entonces problemas económicos, deudas por alquileres y otras pero el entusiasmo era superior a las dificultades y así surgió la idea de un gran almuerzo invitando a la mayor cantidad de comerciantes. Se realizó en el club de Regatas y concurrieron más de ciento cincuenta. Allí Méndez contagió su entusiasmo y todo volvió al ritmo propuesto.
Decíamos que el futuro era la sede propia y así en tratativas diversas se encontró la posibilidad de comprar su actual esquina, en Alvear y Soler, que era propiedad de los señores Marino hermanos, con panadería en el sitio en el cual hoy se encuentra un negocio similar y dueños hasta la esquina y sus locales adyacentes. Se hizo el boleto, se fue pagando, y cuando la Cámara obtuvo su personería jurídica, se escrituró.

Una rifa
A fin de allegar más recuerdos para las arcas del Centro para la compra, se resolvió realizar una rifa, cuyo premio mayor, un automóvil, le correspondió al señor Armando Maggi y señora, dueños del 006, favorecido en el sorteo de Navidad y pasaporte para un Siam Di Telia, que de él se trataba.

La nueva sede

Estamos ya en setiembre de 1963. Se han licitado los trabajos para refaccionar la sede. Respecto a ello dicen las actas que "se considera en primer término lo relacionado con las obras de refacción del local sobre la calle Soler. Tal como se había dispuesto, el 15 de setiembre fue adjudicado a distintos profesionales la ejecución de las obras, por ser sus cotizaciones más ventajosas a la vez que responsables. Son ellas: Albañilería señores Ursi y D'Ambra en la suma de ciento dieciocho mil pesos; carpintería señores Juan Nápoli; yesería señor Favorito Tacci; mosaicos señores Perotta y Gil; sanitarios: Buriñigo y Del Barba; herrería de obra: Clerc Renaud; pintura: Guillermo Granados y Electricidad: Luis Centenaro. Las propuestas son con sus respectivos precios y demás detalles. .
Es de señalar que la casa había costado quinientos mil pesos de los cuales se pagaron ciento cincuenta mil al contado.
En enero de 1964, ya en la sede nueva, la comisión trata la renuncia indeclinable de Méndez, por razones particulares y de salud, a quien le agradecen la eficaz labor, siendo elegido Pedro Roldán para sucederlo.
En el áño 1969 lo encuentra con la presidencia del señor Pedro A. Roldrán secretario Rubén Gil, quienes suceden al señor Méndez, en la época que la cuota del Centro era de $ 100 y se encontraron con un tema muy preocupante como era la posibilidad del cierre de la fábrica F.A.V. y S. productora de vagones de F.C.. Debido a la pérdida de varias licitaciones. Se inician gestiones para la apertura de un paso a nivel sobre la avenida Hipólito Irigoyen, que más adelante fue habilitado. En una asamblea se reemplazó el Art. 17 del estatuto que prohibía la reelección del presidente y vice, lo que fue aprobado y al año siguiente 1970 fue elegido presidente eí señor Enrique Vanzato, siguiendo con el cargo de secretario él señor Gil. Fue esta comisión muy rica en proyectos y realizaciones, en los 6 años en que fue reelecta y todos sus miembros participaron con todo dinamismo que lo imprimiera el presidente, aunque en cada asamblea anual se fueran renovando algunos componentes. En ese tiempo la Municipalidad proyectaba la repavimentación de las calles Alvear, Belgrano y Libres del Sur de Mazzini hasta Escribano, con un asfalto de 5 cm de espesor, oponiéndose la Cámara con toda razón y proponiendo en cambio, aunque era un poco más caro, el sistema ya utilizado con hormigón liso, por ser mucho más durable y más fácil de mantener lográndose solamente sobre la calle Belgrano y la continuación de Libres del Sur y sin resolverse hasta hoy la calle Alvear. Ya con la concreción de la Personería Jurídica, se hizo la escritura del local actual, en la Escribanía Semín, cristalizando el sueño alcanzado del señor Méndez.
Recordamos la activa participación de la Cámara para la "Fiesta Nacional del Pejerrey" que todos tienen presente por su importancia. Se remodela el frente de la sede y cuando esto ya casi termina y como quedaba muy diferente afuera que adentro se animan a continuar con el interior y como los fondos no alcanzaron, los integrantes de la C.D. hicieron un aporte, con la condición de serles devueltos cuando las finanzas lo permitan. También intervino la C.D.
Cuando la instalación de la Planta Depuradora de Líquidos cloacales para que con la conexión de las cloacas domiciliarias y los deshechos de las Plantas Industriales por asesoramiento de los entendidos, no afecten nuestra laguna y tratar de que los desperdicios ya depurados desagoten en el río Salado.
Era la época de la pretendida autonomía de Lezama para formar un nuevo partido que se llamaría Biedma, separando de Chascomús los cuarteles 11 y 12 y haciendo campaña al efecto de no llevarlo a cabo y propiciando el cierre del comercio un día hábil en señal de apoyo a la intervención de la Cámara, haciendo publicaciones en los medios locales y en las radios y televisión de la Capital, logrando además el apoyo de toda la población.
Otra cosa importante para la Cámara fue el logro del Registro de Contrato de Semovientes: granos, cereales, oleaginosa?* w frutos del país.
Participaron del Consejo de Seguridad. Lucharon contra la aplicación de nuevos impuestos o el alza de los actuales. Afiliaron a la Con-federación Económica de la Provincia de Bue-nos Aires e integraron su Directorio. Además la C.G.E. y se afiliaron al I.O.M.A. luego de un tiempo ellos decidieron des afiliarse y se gestionó la afiliación a la obra social de empresarios O.S.D.E. lo que fue reemplazada por A.P.S. hasta la actualidad.
La actividad bancaria

El Banco de la Nación Argentina, el Banco de la Provincia de Buenos Aires y el Banco de Crédito Provincial, son las entidades crediticias que conservan sus sucursales en nuestro medio. A ello debe sumarse la existencia de una agencia del Banco Hipotecario Nacional, que tuviera antes en Chascomús su propia Sucursal.

El Banco Comercial, el Popular, ambos de la ciudad de La Plata, el de Italia y Río de la Plata, luego vendido a la Banca del Lavoro, han sido otras instituciones de su tipo que a lo largo de los cincuenta años de la hoy Cámara de Comercio e Industria han compartido con el sector comercial e industrial de la ciudad, sus actividades, sus proyectos, sus sueños y desvelos.

Cincuenta años Autoridades Municipales a lo largo del medio siglo

Sabido es que en representación de un sector, la hoy Cámara de Comercio e Industria de Chascomús, ha debido a lo largo de su trayectoria gestionar, peticionar, proponer y aportar inquietudes, ser portavoz de un reclamo o encontrar, a partir de la suma de las propuestas, soluciones para problemas que son comunes. Y no son pocas las veces que ello debe acontecer en el ámbito de las autoridades del Municipio, al cual se ha acudido o por quien se ha sido convocado cuando los asuntos en debate lo son de interés común y conducente al bienestar general. De ahí que a la hora de rememorar lo actuado, repasar los días transcurridos no esté de más el hacer lo propio con quienes en ese lapso han estado a cargo de los asuntos del gobierno comunal.
A la hora de la fundación del Centro, el Dr. Julio Fació era comisionado municipal, cargo en el cual permanecería hasta diciembre de 1941, cuando lo sucederían Ader Eraso hasta abril del '42 y el Dr. Ignacio González hasta junio y el Dr. Fernando Pérez del Cerro, Intendente hasta el 1o de julio de! cuarenta y seis. Don Pedro Larralde y Juan J. Porreca fueron luego comisionados por lapsos breves y desde el 24 de julio de 1943 hasta el 5 de agosto de 1944 lo sería el escribano Alberto Alfonsín, seguido por el Teniente Coronel Mario Bárcena, un breve interinato del Contador Municipal Don Juan Villa, el señor Manuel Heredia Vidal, Juan Lorenzo Aita y Carlos Tolf Olsen, quien ocupa su función hasta el último día hábil de abril de 1948. El 1o de mayo de ese año asume la Intendencia Juan Pedro Urruty y cuatro años después habrá de hacerlo, para gobernar durante tres, Erasmo Goti, para sucederlo en 1955 el Dr. Horacio Marino. La revolución del 55 hará que su mandato sea breve y seguira -tras un breve interinato del Teniente Coronel Pereyra, Don Máximo Canale hasta 1958, cuando es elegido don Pedro Gastón quien primero como Intendente y luego como comisionado está al frente de la comuna hasta el 12 de octubre de 1963. Antes, interinamente, Ornar Alejo Goñi estuvo a cargo de la Intendencia. Aquel 12 de octubre, quien asume las funciones es Dardo J. Quiroga las que, en el golpe del '66 terminan abruptamente, Llega a la Intendencia César Moujan, quien permanece en su cargo hasta 1972 para ser sucedido por Roberto Plorutti quien el 25 de mayo de 1973 entrega la conducción comunal al Intrendente electo Miguel Angel Tocci quien, ante una nueva irrupción militar, deja su cargo en 1976.

Norberto Auld, José Ignacio Ochoa y Jorge Girado actúan como comisionados municipales hasta 1983, cuando es elegido Intendente Juan Carlos Gastón, a quien ha de suceder, en 1987, el actual Intendente Carlos Garbizu.

Con cada uno de ellos, la institución que representa a los comerciantes e industriales de Chascomús, ha debido alguna vez considerar las cuestiones del interés común. Y por ello, a la hora de sumarnos a la cabalgata de los recuerdos, recordemos también a quienes desde que la voluntad de nuclearse de los comerciantes se hizo realidad, han aportado su propio esfuerzo para un Chascomús mejor.
La actualidad bajo el signo de una actividad intensa

En los últimos años, quienes conducen hoy la Cámara de Comercio e Industria, han impreso a la labor el sello de una actividad intensa.
Presidente desde 1987, Constantino Manolitsis y quienes desde los distintos puestos de trabajo de la Cámara, se impusieron una serie de objetivos que lejos de agotarse en sí mismos, habrían de constituir puntos de partida para nuevos logros y hacer posible que la grata celebración de hoy, el medio centenario, los sorprenda en una historia que siendo difícil para el sector en virtud de las condiciones generales imperantes, resulte feliz en cuánto a los frutos de aquellos esfuerzos.

"Reorganizar; incrementar el número de empresas asociadas, buscar mayor participación en los asuntos de interés común, difundir los fines de la Cámara. . ." fueron las primeras consignas.
Esas aspiraciones se han venido concretando. Una campaña de socios posibilitó aumentar significativamente su número, se produjo la incorporación activa de las industrias y se han ejecutado acciones y la labor integrada efe los distintos sectores productivos. Así la Cámara de Comercio, Industria. Producción y Servicios, tal como se denomina ante la Dirección de Personas Jurídicas ha trabajado con ahincó y en colaboración o de manera conjunta con la Asociación Rural y los Consejos Profesionales.
En un ámbito que tiende a las interrelaciones, la Cámara se integró plenamente a FE- BA, Federación Económica de Buenos Aires, se reafilió a la CAME. Coordinadora de actividades mercantiles  de Ta cual el propio Manolitsis es consejero nacional, canalizando a través de ese nucleamiento proyectos tales como el vinculado a las modificaciones del IVA simplificado, y, lejos de agotarse en ello, la institución es miembro fundador de ASESBA y FERPLA, aquella nucleando a las Cámaras del Sudeste y ésta Federación del Río de la Plata.
Una de las características de la gestión que aun conduce a la Cámara ha sido el de elegir el camino de la participación, la realización de gestiones a todo nivel, la búsqueda de soluciones ante las autoridades municipales, provincia-les y nacionales, como asimismo ante empresas estatales tal el caso de DEBA.

La enumeración de las gestiones y logros sería extensa en demasía pero no se han agota-do las mismas en las expuestas ni tienen que ver de manera única y estricta con la actividad comercial e industrial, sino de manera funda-mental con los proyectos que hacen al progre- so de Chascomús. Cuéntese entre esas acciones, como ejemplo, la que por estos días me-rece el tiempo y la dedicación de los integrantes de la Cámara, tal como es la acción desplegada de manera conjunta con la Asociación Rural vinculada al futuro de! INTECH, el Instituto Tecnológico para cuyo funcionamiento se ha elevado a la Secretaría de Ciencia y Técnica de la Nación, un proyecto que propicia la participación activa de los sectores productivos. Y, de concretarse, allí estará la Cámara.

Y en acciones como esa, vinculada a lo que vendrá, quizá radique el testimonio mayor del reconocimiento de quienes la conducen a la hora de cumplir cincuenta años, hacia cada uno de los que a lo largo de este tiempo, ha dado lo mejor de sí para que arribar a esta jornada sea posible. El desafío de la hora es en consecuencia de construir cincuenta años que vendrán.
Presidente: Sr. Constantino Manolitsis Vicepresidente: Sr. Daniel Inchauspe Secretario: Sr. Osmildo Aranchetbehera Prosecretario: SrFelipe Rossetti Tesorero: Sr. Guillermo Chambers Protesorero: Sr. Carlos Canale Vocales titulares: Sr. Norberto González, Sr. Tomás Peirano, Sr. Arnaldo Sotelo; Sr, Juan Melian; Sr. Francisco Urtea; Sr. Hugo Crampton, Suplentes: Sr. Emilio Libera; Sr. Eduardo Daguerre; Sr. Raúl Belarra; Sr. Daniel Hotz; Revisores de Cuentas: Señores Héctor Halty, Juan Carlos Biacchi, Enrique Vanzato; Tribunal Arbitral: Sr. Juan Quercetti, Rubén Quesada, Mario Marchetti Luis Gavoso Víctor Rodríguez,

Participación

La Cámara de Comercio e Industria ha participado activamente del quehacer local en los últimos años, formando parte de la Comisión de Emergencia, la de Homenaje al 150 aniversario de la Batalla de los Libres del Sur, el Consejo de Seguridad y la Comisión Municipal de Turismo, ha realizado gestiones ante distintos organismos con suerte dispar y ha aportado su colaboración a numerosos emprendimientos y ha tenido su grado de participación en las federaciones a las que está afiliada, procurando siempre que dicha participación resulte activa.
50° Aniversario de la Cámara de Comercio e Industria

Entre proyectos y logros de la mano de los recuerdos

A la hora de los recuerdos, comenzamos por la nómina de aquellos cincuenta hombres de Chascomús que hace cincuenta años constituyeron la hoy Cámara de Comercio e Industria.

Hacia ellos nos remitimos en el recuerdo emocionado, pero esto no quiere significar que aquel día todo comenzó; es necesario imaginar que de alguien surgió la primera idea y que aquella comentó con otro y así, sucesivamente, fue lográndose el integrar aquella nómina de invitados y luego asistentes a la reunión inaugural.

Según los memoriosos, aquel primero fue el progresista y entusiasta vecino, Edgardo J. Bigi. I Cuántos le habrán dicho que no!. . . Pero al final los que fueron aceptando sumaron hasta cincuenta. Cincuenta ilusionados comerciantes que se dieron a la tarea de buscar el lugar adecuado y que, aquel 13 de julio, fue el salón del club de Pelota, una entidad que siguió siendo la sede de reuniones por algún tiempo.



ACTUAL COMISION DIRECTIVA Presidente: CONSTANTINO MANOLITSIS

Vice-presidente:

DANIEL INCHAUSPE

Secretario: Osmildo  Aranchetbehera; Pro secretario: Juan M. Melián; Tesorero: Norberto González; Pro-tesorero: Emilio Libera; Vocales: Daniel Hotz, Roberto Bonavita, Felipe Rosetti, Fran1 cisco Urtea, Pablo kártire y Jorge Kette; Vocales suplentes: Arnaldo So-telo y Darío Roldán; Revisores de cuentas; Héctor Halty, Juan Carlos Biacchi y "^Enrique Vanzato; Tribunal arbitral: Juan J. Quercetti, Rodolfo Ugarte, Hugo Crampton, Luis Gayoso y Mario Marchetti.
Como ex presidente del Centro de Comercio de Chascomús, quisiera recordar a una excelente persona, que ya lamentablemente no se encuentra entre nosotros, el Sr. Héctor Francese.

Gracias a sus consejos, a su apoyo total y a su estímulo permanente, llegué a ocupar ese cargo, naciendo entre nosotros una gran amistad.

Colaborador incansable de la Comisión Directiva, brindó toda su experiencia y su sabiduría para con nosotros.

Es por eso, que considero justo mencionar y agradecer a este hombre de una gran calidad humana.

Héctor Halty

La actividad industrial

La actividad industrial, por supuesto, constituye en la vida de los pueblos un elemento fundamental de su desarrollo. Esfuerzos en tal sentido los hubo en Chascomús a lo largo del tiempo, contándose entre ellos algunos que quedaron estampados en la historia y otros que son aún testimonio vivo del aporte industrial a la vida de la ciudad.

Cuéntese  entre aquellos una fábrica de hielo que supo funcionar con los primeros días del siglo en Soler entre Casalins e Yrigoyen y más de una usina láctea de la bondad de cuyos productos quedan mil recuerdos aunque las empresas hayan dejado de ser tales. Pero, también, hay fábricas que perduran y que a su hora fueron el punto de partida para el inicio de una actividad que a partir de los años sesenta se ha multiplicado en Chascomús generando empleos y contribuyendo decididamente al desarrollo lugareño.

La irrupción de las grandes fábricas, a través de un proceso progresivo que por eso mismo generó un desarrollo armónico, tuvo institucionalmente su correlato en la incorporación de los representantes de esas empresas en el ámbito de la Cámara hasta constituir, en el seno de la misma, una Comisión de Industrias que en los últimos años, ha desplegado una labor que si bien carece de una rutina de reuniones, ha constituido un elemento apto para el intercambio de opiniones y toma de decisiones cada vez que asuntos que le son de interés común se han ubicado en el primer plano de su actividad.

Juan Ignacio García Cuerva, representante de Aguas Minerales SA, es quien preside la antedicha comisión de la cual es vice presidente José Víctor Pisani, de Uzal, a quienes secundan Daniel Tassara, Ricardo Alberto Ismay y tibaldo Aenlle. Ellos, respectivamente, conforman la comisión en representación de Fadecya, Masis y Conarco.

Con ellos dialogamos en las vísperas del aniversario y la oportunidad fue propicia para que recordasen que fue por convocatoria de la Cámara que se reunieron por primera vez, repitiendo un intento que años antes se había formalizado en el mismo ámbito.

En el repaso del papel que la industria ha jugado y juega en el desarrollo lugareño, los miembros de la Comisión de Industrias, a través del relato de una historia de progreso, reseñan los emprendimientos que tuvieron por escenario al Partido de Chascomús, ámbito en el cual Gándara constituye entre las actuales la de más antigua data, Emepa luego entre las que continúan desarrollando su actividad, en un cuadro que completan hoy las empresas a las cuales los integrantes de la comisión representan, Aguas Minerales, Fadecya, Masis, Uzal, Conarco, amén de Lead Cam, Comercio Exterior en nuestra ciudad, Lactona y Seda en Lezama así como Gatic en aquel medio y los emprendimientos locales como Calderón y Donadío o La Española.
Integrantes de la Comisión de Industrias que funciona en el seno de la Cámara.
Los puestos de trabajo

En la actualidad, nos dicen, la industria genera unos dos mil quinientos puestos de trabajo, a lo cual debe sumarse la importancia de otros efectos multiplicadores, tales como prestaciones que las empresas demandan del medio, o la provisión de insumos que las mismas materializan. Habida cuenta que tras un trabajador hay una familia, no es difícil deducir la significación de la presencia industrial en Chascomús.

En medio de las estrecheces de la hora, .no obstante ellas, el empleado industrial cuenta con un poder adquisitivo superior al de otras actividades y como índice elocuente de tal circunstancia, los industriales afirman en el diálogo que en el mes de mayo las empresas radicadas en Chascomús inyectaron en el medio a través de los salarios tres mil quinientos millones de australes.

Súmese a ello que Chascomús, convertido en los hechos en un polo zonal de desarrollo, no cuenta con mano de obra desocupada y se tendrá un nuevo elemento descriptivo de la significación de su rol.

De pronto la mujer

Pero en otros factores ha tenido su incidencia socio económica el desarrollo industrial en nuestro ámbito. La incorporación de  la mano de obra femenina, gener'una modificación positiva en el cuadro de los ingresos familiares lugareños. Si bien en el tiempo han quedado no pocos emprendimientos en el camino, entre los cuales no fueron pocos los que contaban con buen número de empleadas mujeres, aún hoy la casi totalidad de Comercio Exterior lo es, y en Masis prácticamente el cincuenta por ciento de su dotación es femenina.

La acción mutual y la actividad social

Los empleados de la industria, para citar por caso, han avanzado en su organización mutual -Villa del Sur y Conarco tienen las suyas- y en el despliegue de un intenso accionar social del cual quizá su punto culminante sea la olimpíada interempresaria que en los últimos años los ha contado por protagonistas. De ese material humano, también hablan García Cuerva, Pisani, Tassara, Ismay y Aenlle a la hora de la reseña.

"Por supuesto que cada empresa debe formar y capacitar sus operarios, pero el material humano es apto para hacerlo". "El nivel es bueno". Y Chascomús en su conjunto, nos dirán luego, es un medio que hace que quienes llegan -el primer día como aves paso- no quiera irse.

Ricardo Ismay, entre ellos, es testimonio de un ejemplo. Con veintinueve años en nuestra ciudad es ya un chascomunense.

FTD

CAMARA DE COMERCIO, INDUSTRIA, PRODUCCION Y SERVICIOS DE CHASCOMUS

Personeria Juridica Matricula

9872 Legajo 9355

Alvear 101 Tel. 02241 431324 cp 7130 CUIT: 33-62415338-9

Email: camaradecomerciochascomus@speedy.com.ar
Ya entregaron los primeros prestamos en Chascomús